Para el pequeño Keni

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Para el pequeño Keni

Mensaje  Niccole el Dom Jun 12, 2011 8:35 pm

Mateo 5:6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Miqueas 6:8 Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.
Me quedé pensando en tus palabras mi querido amigo, tu decías, no es justo tener que orar por esos "malandros" despues de todo lo que nos han hecho, ellos gozan de todo mientras nosotros mira la clase de vida que estamos viviendo, no tenemos ni libertad, y todavía debemos orar por su salvación.

Pues si mi querido amigo, eso es misericordia.

Cuando dios dio su mandato mas importante, luego de amarlo a Él con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra mente y con todo el corazon, el ha dicho "amaos los unos a los otros, como yo los he amado".

No dijo, amen solo a los que conocen, a los que se portan bien, a los que nos son de unos ni de otros, su orden fué "amaos los unos a los otros, como yo los he amados".

Candy tambien me ha dicho: ¡No Niccole! yo no puedo amar a quien ha destruido familias enteras y ha cegado miles de vidas, y mucho menos orar por ellos, aunque no les deseo el mal que merecen, no puedo orar por ellos, ¿a poco ellos que matan seran salvos como nosotros, entonces si mato y hago lo que ellos, Dios de todos modos me perdonará?

No les dé pena que comparta esto con los demás, porque yo misma he pensado como ustedes, lo mas justo para mí, era que ellos debían padecer igual o peor, una tortura por los siglos de los siglos, y hasta me imaginaba echandole mas leña al infierno para que este no se apagara nunca, mi justicia imaginaria era peor, cruel, inmisericorde.

Pero uno evoluciona a medida que va conociendo mas de cristo y sus mandamientos, DIOS ES AMOR Y TODO EN EL ES MISERICORDIA, y nos ha hecho a imagen y semejanza y nos ha dado un mandamiento para que tratemos de llegar a ser como el un poquito, cuando menos.

Y muchos cientificos, filosofos y estudiosos de teología y practicantes de diversas religiones y relaciones divinas como es el cristianismo, estaremos de acuerdo que esto que vivimos es el resultado de LA FALTA DE AMOR.

Así que, despojemonos de ese dolor que nos mantiene esclavos de la impiedad, porque Dios quiere que todos sus hijos sean salvos y lo ilustra muy bien, en la parabola del señor de la viña que dice así:
Mateo
Capítulo 20
20:1 Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña.
20:2 Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña.
20:3 Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados;
20:4 y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo. Y ellos fueron.
20:5 Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo.
20:6 Y saliendo cerca de la hora undécima, halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados?
20:7 Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado. El les dijo: Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo.
20:8 Cuando llegó la noche, el señor de la viña dijo a su mayordomo: Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando desde los postreros hasta los primeros.
20:9 Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario.
20:10 Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario.
20:11 Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia,
20:12 diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día.
20:13 El, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario?
20:14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti.
20:15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno?
20:16 Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

Esto parece que NO ES NADA JUSTO, mas, Dios es un Dios de JUSTICIA y su justicia es PERFECTA, acaso quieres que te diga así:
20:14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti.
Así pues seremos capaces de albergar tanto amor en nuestro corazon, suficiente para orar de todo corazon y llenos de amor, por nuestros verdugos de este tiempo.
Examinemonos en oracion muy intima y profunda y pidamos a Dios esa capacidad de perdon y amor.

Espero que haya sido clara.

Saludos

Niccole

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 05/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.