Los cinco sabios consejos SEGUNDO Y TERCER CONSEJO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los cinco sabios consejos SEGUNDO Y TERCER CONSEJO

Mensaje  El más pequeño el Sáb Mayo 07, 2011 3:11 pm

...Ram Singh no conocía, naturalmente, la historia del gigante; pero recordó el segundo sabio consejo del gurú, que le prohibía hablar con dureza o desconsideración a los demás (NO DIRIJAS NUNCA A NADIE PALABRAS DURAS O CRUELES); así que respondió:

-Verdaderamente, señor, estoy seguro que no podrías encontrar en ninguna parte otra igual.

-¡Ah, qué ojos tienes! -exclamó encantado el gigante-. ¡Tú al menos puedes ver! ¡No sé cuántas veces he descargado mi furia sobre los que me insultaban diciendo que ella no es más que unos huesos secos! Eres un joven magnífico, y voy a ayudarte.

Dicho esto, dejó en el suelo los huesos con gran ternura y, después de cargar con las dos enormes vasijas de cobre, las subió y las acomodó sobre las mulas, con tal facilidad, que no tardó en todo ello mas que el tiempo ue invirtió Ram Singh en llegar al aire libre con los dos cántaros pequeño.

-Bueno, me has agradado y puedes pedirme un favor. Haré lo que desees -dijo el gigante, y luego añadió con vehemencia-. Quizá quisieras que te mostrara dónde está el tesoro de los reyes muertos.

Pero Ram Singh movió negativamente la cabeza a la mención del tesoro escondido.

-El favor que te pido - respondió es que no rondes más por este pozo, a fin de que los hombres puedan entrar y salir libremente en busca de agua.

Quizá el gigante esperaba unfavor más difícil de conceder, ya que su rostro se iluminó y prometió marcharse en seguida. Cuando Ram Singh salió a través de las tinieblas con su preciosa caga de agua, vió desaparecer al gigante llevando los huesos de sus esposa muerta en los brazos.

Grane fué la admiración y la alegría en el campamento cuando Ram Singh regresó con el agua. No habló acerca de su aventura con el gigante, y sólo dijo al rajá que nada impedía que se utilizara el pozo. El pozo se utilizó pues, y nadie volvió a ver nunca al gigante.

El rajá quedó tan complacido con el proceder de Ram Singh, que pidió al wazir que le cediera al joven a cambio de uno de sus propios sirvientes. De éste modo, Ram Singh pasó a ser el ayudante del rajá y, a medida que trancurría el tiempo, el rajá iba apreciándolo más, ya que e joven, que no olvidaba nunca el tercer consejo del viejo gurú, procedía siempre con honradez y decía invariablemente la verdad (NO MIENTAS NUNCA). La estimación del rajá por Ram Singh creció rápidamente, hasta que al fin lo nombró su tesorero, con lo que llegó a ocupar un alto cargo en la corte y disfrutó de riqueza y poder.

.... continúa...
avatar
El más pequeño

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 05/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.